septiembre 2019

26
Sep

Por los pelos

Un anejo que es importante, véase su transcendencia histórica: En tiempos pasados, para enrolarse en un navío no era preceptivo saber nadar, fuera cual fuese el cargo. Y, entre la tripulación, era habitual recomendar a los novatos que se hundían en el agua dejarse crecer una larga melena para que, en caso de caer por la borda, fueran más visibles en

Leer más…