Hipersudoración

La hipersudoración también conocida como transpiración, es una función natural biológica del cuerpo. Todos los seres humanos transpiramos para regular la temperatura de nuestros cuerpos. El proceso se denomina «termorregulación». El cerebro envía una señal a más de 3 millones de glándulas en nuestro cuerpo para así liberar el sudor, compuesto de agua y sales principalmente. Cuando este fluido se evapora de la superficie de nuestra piel, la temperatura del cuerpo disminuye.

La hiperhidrosis o hipersudoración es una transpiración excesiva del cuerpo, que en ocasiones realiza sin necesidad. Y suele producirse en las axilas, cabeza, palmas y plantas de los pies, aunque en ocasiones se realiza como respuesta al stress, el ejercicio o el calor.

La hiperhidrosis no es una patología, aunque puede causar trastornos en la vida cotidiana del paciente. La causa de esta sudoración excesiva puede ser hereditaria, producirse por la ingesta de algunos fármacos, con origen de otras enfermedades que se padezcan como la diabetes o la gota o con los cambios hormonales en la mujer. Esta enfermedad puede ser tratada y controlada para que el paciente tenga un vida más cómoda y confortable.

Botox una solución a la hiperidrosis

El tratamiento dependerá del origen o causa de este trastorno. La toxina botulínica es uno de los tratamientos más recomendados si otros no han funcionado. Esta neurotoxina se puede inyectar en las axilas, palmas o plantas del pie mediante una aguja fina llegando hasta las capas superficiales de la piel. La toxina botulínica tipo A actúa disminuyendo la liberación de acetilcolina procedente de los nervios simpáticos y que ordena a las glándulas sudoríparas producir sudor. La toxina botulínica bloquea la sudoración en la zona donde se inyectó

Los efectos de la toxina botulínica se podrán comenzar a notar a los 4 o 5 días de aplicar el tratamiento. Es necesario renovar este tratamiento, los efectos pueden dejar de actuar entre los 6 y 12 meses.

El 90% de los pacientes reduce sus niveles de sudor

La ventaja que aporta este tratamiento para eliminar la sudoración excesiva a través de la toxina botulínica es devolver la confianza al paciente eliminando las situaciones incómodas ocasionadas por una sudoración excesiva.

Información adicional

Anestesia:

Local

Tiempo de Recuperación:

1 Semana

Resultado Final:

A lo largo del tratamiento

Pídenos Información sin compromiso

RGPD: He leido y acepto la política de privacidad

captcha